Técnicas para pintar y decorar

Las siguientes alternativas en técnicas de pintura pueden serle de gran utilidad para renovar cualquier ambiente o habitación.

- Salpicar una pared: Es una de las técnicas más sencillas. Consiste en mojar un pincel en la pintura y golpear sobre otro pincel que esté seco hacia la pared que se desee pintar. El resultado obtenido serán salpicaduras irregulares que ofrecen un bonito acabado.

- Esponjeado: Técnica recomendable para superficies muy grandes debido a que crea efectos de luces y sombras. Se realiza mojando una esponja con pintura y luego dando golpecitos constantes pero de forma irregular en la pared que se desee pintar.

- Punteado: Para realizar esta técnica primero se debe aplicar un color base en la zona a pintar y luego con la ayuda de un cepillo de puntear colocar otro tono que contraste. En ésta técnica es muy importante escurrir bien el cepillo.

- Veteado de puerta: Éste método intenta imitar las vetas de una madera. Para realizarlo primero se debe colocar un color base. A continuación, dejarlo secar y aplicar otro color. Antes que el segundo color seque, pasar sobre la zona una rasqueta dentada o una brocha de vetear.

- Técnica del cuarteado: El cuarteado se consigue utilizando 2 pinturas o barnices pero con diferentes disolventes: agua y aguarrás. Aplicar uno de los barnices, cuándo seque colocar el otro. Poco a poco la pintura se irá cuarteando.

- Marmoleado: Se trata de una técnica bastante compleja. Para realizarla, pintar la zona deseada de un color liso, luego pasar suavemente un trapo para que la pintura no quede uniforme. Con un pincel fino, dibujar líneas irregulares que simularán las vetas del mármol. Finalmente difumar las líneas con una pluma de ave.

- Envejecimiento de puertas: Ésta técnica pretende simular que una puerta ha sido maltratada por el tiempo. Para realizar tal efecto, frotar con un trapo o estropajo una capa de pintura previamente realizada. De ésta forma saldrá a la vista la primer capa de pintura. Quedará un efecto muy realista.

- Trapeado: Similar al esponjado, pero se utiliza un trapo en lugar de una esponja. Aplicar la segunda mano de pintura con el trapo dando golpecitos. Vea a continuación un video explicativo de ésta y otras técnicas.

Mas noticias sobre: Pintura

Recomendar:

 

Damián
Febrero 22, 2010
Valora esta nota